Pasa mucho eso de escuchar la palabra “diseño” y pensar que su función principal es hacer que algo quede estético o bonito

Una cosa es tener diseños atractivos.

Otra, tener diseños que funcionan.

La primera vez que diseñé un banner, pensaba que mi jefe quería una imagen bonita.

En pleno Febrero, con más frío que pelando rábanos, me planté de becaria en una agencia de publicidad. A Berlín que me fui, buscándome la vida y sin becas.

Era mi primer trabajo. 

La tarea del banner consistía en promocionar unas cremas para una empresa de cosmética alemana.

Colocar descuentos y añadir las fotos de los botes.

Elegí una tipografía manuscrita, unos colores rosas y coloqué 2 fotos.

¿El resultado? 

Una imagen bonita, que solo decoraba el producto. Los botes.

Pero no servía. Mi jefe me pidió que diseñara otra vez el banner.

Esta vez utilicé:

Una tipografía legible, que se viera bien


 

Un titular con la oferta, destacando el precio


 

Los colores de la marca (la empresa)


 

Este banner y unos cuantos años más de trabajo con clientes me enseñaron muchas cosas, entre ellas lo siguiente:

Cambia mucho el cuento cuando dejas de tener diseños atractivos y empiezas a tener diseños estratégicos.

Te lo digo para que veas que eso del “diseño estratégico” no es algo que me invento para decorar mi profesión

Ese es mi trabajo y lo llevo haciendo desde hace más de 6 años con clientes y de forma online

Los diseños prehechos son como los carbohidratos. Te sacian una vez, pero al rato tienes hambre otra vez.

Te aviso: posiblemente sea la diseñadora más rara que conozcas porque tengo Windows y porque no estoy constantemente en redes sociales

Pero a mis suscriptores los tengo la mar de entretenidos. Y cuidados.

Les escribo cada semana para que poco a poco vayan entendiendo cómo gestionar su marca visual con coherencia, con criterio y con cabeza. 

Al suscribirte también te llevas de regalo una plantilla personalizable y un ejemplo de uso aplicado para que ordenes tus colores, tu logo y tus tipografías corporativas.

La plantilla no es la panacea, pero es gratuita y es un primer paso para que tu cliente note calidad en tus presupuestos o en una portada.

*Mando emails a mis suscriptores bastante a menudo (prefiero esto a las redes sociales) para que vendan calidad en internet, con su marca, gracias al diseño gráfico. También tengo formación de pago y a veces cuento chistes. No te apuntes si eso es un problema para ti.

Tengo un método propio (pero no tiene nombre) cuando diseño y maqueto formaciones

Y siempre siempre siempre  implemento el diseño con estrategia (como te decía arriba) 

Trabajo con profesionales y marcas que saben los resultados que da tener un producto digital cuidado y bien diseñado

Se compone de 3 áreas:

ESTRATEGIA

Para ti, acorde a tus objetivos de marketing y ventas.

UTILIDAD

Para tus clientes y para ti. Formatos que funcionan porque son cómodos para tus clientes y se adaptan a tus fortalezas y modelo de trabajo.

FLEXIBILIDAD

Para ti. Adaptados a tus habilidades técnicas (o las de tu equipo).

Seguro que esto ya te lo sabes:

Puedes subir el precio de tu formación cuando el contenido lo vale, pero también cuando una buena imagen (y experiencia) lo acompaña

Te ofrezco 2 opciones:

Servicio 1 a 1 en el que rediseño tu identidad visual o me encargo del diseño de tus formaciones digitales. Nos conocemos y lo vemos juntos.
Para estar al tanto de mi formación, solo tienes que ser suscriptor y apuntarte a mi newsletter. Te lo cuento todo por email.

¿Más?

Puedes conocerme cada jueves en mi newsletter y sacar tus propias conclusiones (en la zona de abajo de esta página tienes la cajita para apuntarte) Aquí te dejo algunas píldoras personales 👀

Pertenezco al 1% de diseñadoras que usan Windows y no Apple.

Soy granaína y no me gusta el calor ni el verano. Creo que tengo antepasados nórdicos o algo.

Soy muy cabra capricornio

Mi primer apellido no es Altuna. Es el segundo.

Mi pecado capital se llama Dormir

No soy nada tímida, pero me considero más introvertida que extrovertida

Soy de rock clásico (internacional, eso sí)

Soy incapaz de pronunciar las “eses”, a no ser que estén dentro de una palabra (y no en los extremos de la misma)

De momento tengo un conejo. Un conejo de mascota, no pienses mal.

Me encanta cocinar y tener ingredientes raros en la despensa

No puedo beber refrescos sin un mínimo de 2 hielos en el vaso

Si tengo que invertir más de lo previsto en algo, prefiero hacerlo en un buen colchón

Ahora que me ubicas un poco mejor, puede que te interese suscribirte. O no.

Enseño a mis suscriptores a cuidar su marca a través del diseño gráfico, para que su imagen profesional esté a la altura de lo que venden. 

Por cierto. Te puedes dar de baja cuando quieras.

*También tengo formación de pago y a veces cuento chistes. No te apuntes si eso es un problema para ti.

¿Te has descargado la plantilla gratuita?

Guía gráfica de estilo (editable en PowerPoint):

 

Para poner orden y coherencia visual con tus propios colores, texturas, fotos y tipografías. Incluye ejemplo práctico de uso.