Los 6 errores más comunes del uso de fotografías para tu negocio y cómo evitarlos (2 de 2)

Hoy vengo con un regalo para mis suscriptores.
[Te animo a que te inscribas para recibir el PACK (Recursos Gratuitos) si aún no lo tienes, donde encontrarás imágenes limpias, cuidadas, de una calidad muy alta y cargadas de simbologías y emociones inspiradoras para tus próximos artículos o proyectos web.]
Te será especialmente útil si eres coach, terapeuta o profesional del sector del Bienestar.

Como comentaba en anteriores publicaciones, escaneamos y apenas leemos. Vamos siempre con mucha prisa y las imágenes son lo primero que nos llama la atención.

Aquí es donde la comunicación visual juega su papel fundamental. La fotografía es una de las herramientas de esta comunicación, que te ayudará a optimizar tu documentación para mandar el mensaje objetivo que quieras transmitir a tu audiencia.

Desde mi experiencia, he detectado diferentes errores a la hora de elegir imágenes en presentaciones, documentación corporativa, dossieres de servicios o productos, etc.

La semana pasada enumeré los 3 primeros errores más comunes del uso de fotografías para tu negocio (mensaje, resolución y copyright), y hoy traigo la segunda parte, con los otros 3 restantes.

 

4. LUZ Y COLOR.

Una buena iluminación y un equilibrio de color es lo que marca la diferencia a simple vista entre una fotografía profesional y otra que no lo es.

Particularmente odio el flash, esa luz artificial. Hay fotógrafos profesionales que llegan a hacer fotografías impresionantes con este recurso, y reconozco que es muy bueno para determinados lugares a captar, pero siempre y cuando sea intencionada y haya un profesional detrás. En mi caso, para trabajar con mis diseños suelo utilizar fotografías realizadas al exterior, ya que considero que éstas transmiten más naturalidad y armonía que las que se toman en interior. Estos dos conceptos los trabajo en mis proyectos y recurro a las  iluminaciones naturales y blancas (nunca amarillas), que creo que son las que mejor funcionan en proyectos para Salud y Bienestar.

Un uso incorrecto de color puede ocasionar un estado de ánimo al que no se pretende aludir.

Los colores fríos (azulados, generalmente) suelen transmitir conceptos como tristeza, lejanía o miedo, dependiendo mucho del estilo que se use a la hora de aplicarlo a la fotografía. En cambio, los colores cálidos (amarillos, naranjas,…) suelen generar alegría, motivación o intriga, por ejemplo.

Para comprenderlo mejor, mira esta misma fotografía en dos versiones de color:

luzycolor1_epaltuna

Solución. Algunos consejos para elegir bien la luz y el color adecuados en fotografías:

  • Elige luces blancas procedentes de dos direcciones diferentes
    De esta forma, evitarás encontrarte con imágenes donde se reflejen esas molestas sombras pronunciadas que hacen que la fotografía pierda todo su encanto.
  • Si tu negocio pertenece a Salud o Bienestar, elige fotografías de luz blanca.
    El blanco es sinónimo de pureza, limpieza. Cuando enfatizo en luz blanca me refiero a un filtro blanco en las fotografías; son imágenes sencillas con focos de atención en el producto y con fondos desenfocados de paredes blancas alrededor, herramientas de trabajo blancas, ventanas con luz natural, etc. Son ideales especialmente para negocios de salud. Si te fijas, la mayoría de clínicas dentales, por ejemplo, hacen uso de ellas.

 

5. CONTRASTE Y ENFOQUES.

Evita fondos recargados y contrastes fuertes.
Si lo que queremos es destacar un servicio donde se vea a una acción o un producto, evita que aparezcan elementos en el fondo iluminados que distraigan el foco de atención (siluetas de personas, texturas de pared con muchos elementos, etc.), así como contrastes muy pronunciados que puedan dar lugar a confusión.

El contraste está muy ligado al enfoque de los elementos.

Fíjate en esta foto:

contrasteyfondo_epaltuna

La imagen tiene un fondo recargado de cables y ramas, pero el enfoque y desenfoque del fondo puede mejorar la imagen notablemente y suavizar el efecto.

Gracias al desenfoque de los fondos podemos lograr reducir ese contraste y conseguir el efecto deseado.

 

6. COMPOSICIÓN.

“Ser sencillo es lo que te hace grande”

Cuanto más limpia y sencilla sea la fotografía, mejor. Menos es más.

La composición en una fotografía es la forma en la que se ordenan los elementos dentro del encuadre que hay en la imagen.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el punto de interés e intentar escoger una fotografía que marque ese elemento que queremos destacar. Puede estar en el centro o a la izquierda, eso no importa mientras haya un equilibrio de elementos alrededor que forme una composición adecuada.

En este ejemplo indico los elementos a destacar mediante círculos:

composicion_epaltuna

 

Siguiendo los 6 pasos podrás identificar cómo evitar estos errores y saber escoger las imágenes más adecuadas para tu modelo de empresa.
Analiza bien tus imágenes y, sobre todo, úsalas con cabeza y acorde a tu Branding.

Estos beneficios de invertir en fotografías, te dotarán de profesionalidad y personalidad y por lo tanto te ayudarán a atraer a tu público. Te animo a que le eches un vistazo a los beneficios de la comunicación visual para tu empresa.

¿Y tú, has reutilizado las mismas fotografías una y otra vez en tus proyectos?
¿Crees que podrás llevar a la práctica estas soluciones en tu negocio?
Si alguna vez has pecado de alguno de los errores, me encantará conocer tu caso en los comentarios del blog.

 

Elena Altuna
anelepancorbo@gmail.com

Diseño de imagen gráfica y materiales para marcas humanas. Ayudo a profesionales del crecimiento personal y profesional a crear la imagen de su marca y los materiales de sus formaciones online.

1Comentario

Publica un comentario