Los 6 errores más comunes del uso de fotografías para tu negocio y cómo evitarlos (1 de 2)

[Te adelanto que la semana que viene mandaré GRATIS a mis suscriptores un PACK DE FOTOGRAFÍAS DEL BIENESTAR, totalmente libres de derechos y de muy buena resolución. Apúntate a mi comunidad (Recursos Gratuitos de mi web o a la derecha de este blog) si quisieras recibirlas en tu bandeja de entrada.]

He de decir que, desde que estudié la carrera universitaria de Bellas Artes, no soy una experta en fotografía profesional pero es una rama que me apasiona y que al final está muy ligada a mi especialidad, el diseño gráfico y la maquetación editorial.

Además, procuro utilizar de manera constante fotografías en mis proyectos propios o de clientes con los que trabajo habitualmente, es un recurso igual o mejor de eficiente que las ilustraciones, los esquemas o las infografías.

A lo largo de mi trayectoria me he encontrado con multitud de empresas que, en sus proyectos publicitarios, de web o editoriales, hacen uso de fotografías erróneamente escogidas, sea porque ya las conocemos y las tenemos muy vistas (y esto da una sensación de poca originalidad por parte de la misma marca de empresa) o porque vemos demasiada cantidad de elementos dentro que hacen que perdamos el foco del mensaje y no sepamos qué nos quieren decir con ellas.

Es por eso que he recopilado los 6 errores más comunes del uso de fotografías para tu negocio, divididos en 2 publicaciones (la segunda parte la publicaré la semana que viene, junto con el regalo de las fotografías suscribiéndote a mi comunidad) para que puedas identificar cómo evitarlos y saber escoger las más adecuadas para tu modelo de empresa.

 

1. OBSERVA SU SIGNIFICADO O MENSAJE.

Yo diría que es el más importante. Que tu fotografía explique el mensaje objetivo que quieres expresar y a quién.

Esto no es tan obvio como lo que parece. Puede que creas que una foto preciosa es lo que va a atraer a tus clientes, pero esta es una creencia errónea que hay que evitar a toda costa. Hay que encontrar un equilibrio entre las fotos bonitas y las que dicen mucho por sí solas.

Este error lo he ido viendo durante mucho tiempo. En la facultad tuve una asignatura que me abrió mucho los ojos: Documentación fotográfica. Ahí nos explicaron la gran diferencia entre una foto bonita y una foto que explique un contexto, una situación o una emoción.

A través de una imagen podemos deducir multitud de cosas: dónde está tomada geográficamente, en qué momento del día se ha hecho, qué me dice la expresión o los objetos que hay detrás de la persona que veo, … incluso en determinadas imágenes hasta podemos interpretar una situación o contexto histórico.

Un ejemplo práctico para facilitar el entendimiento.

Un ortodoncista que tiene una clínica dental busca una fotografía para un folleto publicitario de su clínica física. El objetivo es dar a conocer su negocio, a través de una imagen que explique quiénes son y a qué se dedican.

significado1foto_epaltuna

 

Aparentemente la primera fotografía está bien y seguramente es la que elegiría la mayoría; tiene una luz correcta, no hay muchos elementos sino que el foco lo tenemos en el hombre que aparece en la foto. Tiene buena resolución, un fondo limpio y claro, una vestimenta que nos da pistas sobre el sector, etc.

Pero cuidado, esta fotografía está mal elegida.

Si la foto se acompaña con texto, podremos deducir que el hombre es un dentista, pero sin texto no sabemos si es un dentista, un cirujano, un podólogo o un médico general, por ejemplo. La expresión del hombre tampoco transmite que le guste su trabajo o que nos vaya a atender con entusiasmo. Por lo tanto, el mensaje no está claro.

La segunda fotografía tiene mucho mayor significado que la primera, pero claro, coincidirás conmigo en que es fea: tiene una luz muy pobre y amarillenta que transmite poca profesionalidad y tampoco está claro que estén en una clínica (por el fondo de madera o la poca iluminación). Aún así, ésta imagen nos está diciendo a lo que se dedica la empresa y está mucho más documentada y estudiada que la primera.

La solución que recomiendo: Identifica lo que quieres ofrecer, si es un producto o un servicio. Focaliza ese objeto o acción y procura que el fondo sea homogéneo, para no distraer la atención del elemento principal. Un consejo para Salud y Bienestar; busca imágenes con fondos blancos y evita las iluminaciones amarillas o rojizas.

 

2. RESOLUCIÓN GRÁFICA.

¿Cuántas veces te ha pasado que, cuando encuentras TU foto, resulta que no puedes introducirla en tu presentación porque se pixela o pierde resolución?

Seguro que muchas veces.

Cuando encuentres una fotografía que quieras guardar para posibles proyectos futuros, te recomiendo descargártela siempre en el mayor tamaño posible para poder usarla en diferentes soportes publicitarios online (banners, redes sociales, etc.).

De lo contrario, lo más probable es que te ocurra esto:

resolucion-foto_epaltuna

Otro error es creer que una fotografía a buena resolución (1000 píxeles x 1000 píxeles, por ejemplo, que se ve estupendamente en una pantalla digital de PC) va a servirte más adelante para facilitársela a tu diseñador y usarla en el expositor de tu stand para el próximo evento de tu negocio.

¿Por qué es un error?

Tengamos en cuenta que 1000 píxeles equivalen a un aproximado de 26,46 cm. No creo que tu próximo cartel en tu stand vaya a medir de largo 26 centímetros, ¿verdad?

La solución que recomiendo: SIEMPRE debes de solicitar consejo a tu diseñador ANTES de pedirle que use esa fotografía. Él/ella te asesorará sobre las características técnicas y creativas que debe de tener la foto para el diseño y buscará la más adecuada para tu negocio, en el caso de que no se pueda usar la que tú quieres.

 

3. COPYRIGHT Y BANCOS DE IMÁGENES.

He visto muchos casos de empresas que usan imágenes de Google.

Repito, MUCHOS casos.

Esto tiene un riesgo peligroso, porque están usando fotografías que pertenecen a alguien para un fin de uso comercial.

Imagina que tienes una idea revolucionaria y la escribes en un papel para que no se te olvide. Entonces llega un compañero de trabajo, la lee, y al día siguiente la publica en su blog sin decirte nada. Te molestaría, ¿verdad?

Lo mismo ocurre con las fotografías que no son tuyas. Con la diferencia de, que si quisieras incluirla en algún lugar (un blog como éste, por ejemplo), debes de incluir debajo de la fotografía quién es el autor.

Lo más recomendable es usar fotografías propias, sin duda. Invertir en un fotógrafo profesional que pueda captar la esencia de tu negocio y que tome muchas imágenes de los que forman la empresa, el lugar de trabajo o vuestras habilidades, por ejemplo.

Si por otras causas no pudieras contar con un fotógrafo, existen otras opciones.

Google imágenes tiene un filtro en su búsqueda, donde puedes elegir si vas a usar la imagen con fines comerciales o reutilizarla sin más:

google-filtro-epaltunaDe todas formas, yo evitaría usar imágenes a partir de este buscador si el fin es usarla para tu empresa.
Aquí tienes 3 bancos de imágenes de gran calidad donde podrás encontrar un amplio abanico de fotografías de diferentes categorías y de muy buena resolución para fines comerciales, todas libres de derechos:

  • Fotolia.
    https://es.fotolia.com/
    Este banco de imágenes en concreto proporciona cada semana 3 fotografías totalmente gratuitas que podrás descargar si tienes una cuenta de usuario en su web.
  • Shutterstock
    http://www.shutterstock.com/
  • Depositphotos
    http://sp.depositphotos.com/

¿Por qué voy a usar fotografías de pago o contratar a un fotógrafo si tengo al alcance fotos gratuitas? Te preguntarás.

La solución que recomiendo:
Por varias razones y beneficios para tu empresa:

  • Diferenciación con respecto a tu competencia.
    Usar fotografías, imágenes de pago o propias, y diseño exclusivo ayudará a tu Branding para que tu empresa destaque y sea un referente más serio y profesional que tu competencia.
  • Originalidad para tu empresa.
    Te diferenciarás por ser original, único, exclusivo si contratas a un fotógrafo o utilizas imágenes no habituales (esas que todos hemos visto alguna vez en varios carteles de diferentes negocios).
  • Generar confianza ante tus clientes.
    Si tienes una consulta privada, tus clientes van a saber si las fotografías son reales o no, y este detalle marcará en parte la confianza de éstos.
    Como decía antes, lo mejor es contar con fotografías propias que sean exclusivas y te diferencien. Pero si tuvieras que recurrir a imágenes, las de pago suelen cumplir con una serie de detalles que no tienen las gratuitas y que las diferencian de éstas. De primeras puede que no notes las diferencias, pero te aseguro por experiencia que están ahí.
    Por ejemplo, encontramos una fotografía gratuita de un profesor, y vemos que es un profesor porque está corrigiendo un examen. En otra fotografía de pago que encontramos, el ejemplo sería igual, pero veríamos un fondo con una pizarra y unos niños trabajando en sus pupitres o una carpeta al lado del profesor donde aparezca el logo de una escuela. Sin obviar que la fotografía de pago tendría una luz correcta, composición adecuada, con el enfoque correcto y demás.

Estos beneficios de invertir en fotografías, te dotarán de profesionalidad y personalidad y por lo tanto te ayudarán a atraer a tu público. Te animo a que le eches un vistazo a los beneficios de la comunicación visual para tu empresa.

¿Y tú, has reutilizado las mismas fotografías una y otra vez en tus proyectos?
¿Crees que podrás llevar a la práctica estas soluciones en tu negocio?
Si alguna vez has pecado de alguno de los errores, me encantará conocer tu caso en los comentarios del blog.

Elena Altuna
anelepancorbo@gmail.com

Diseño de imagen gráfica y materiales para marcas humanas. Ayudo a profesionales del crecimiento personal y profesional a crear la imagen de su marca y los materiales de sus formaciones online.

3 Comentarios
  • Ernesto
    Publicado a las 12:50h, 06 marzo Responder

    Hola Elena, un post indispensable de leer si quieres marcar la diferencia con tu negocio en internet. Como dices, hay muchos casos en los que se usan fotografías del buscador de Google o imagenes que no casan con lo que se está contando en el texto.
    Lo más importante, creo, es pararse a reflexionar si la foto transmite el valor que queremos. Y si cuenta con un elemento humano, entonces el mensaje será mucho más potente.
    Un abrazo y felicidades!

    • Elena
      Publicado a las 09:52h, 07 marzo Responder

      Hola, Ernesto!
      Eso es, has dado en el clavo. La gran mayoría de negocios no son conscientes de la importancia que hay a la hora de escoger fotografías (y por eso muchos de ellos buscan en Google sin ningún tipo de filtro); hay que pararse un momento y analizar si transmiten realmente el mensaje que quieren hacer llegar al cliente potencial, para dar más valor y originalidad a su Branding como empresa.

      Gracias por tu comentario
      ¡Un abrazo!

  • Mis 20 artículos imprescindibles de 2016 - Carmen M. Rodrigo | Diseño web para emprendedores que quieren vivir de su pasión
    Publicado a las 12:13h, 22 diciembre Responder

    […] Altuna – Los 6 errores más comunes del uso de fotografías para tu negocio y cómo evitarlos (parte I) | (parte […]

Publica un comentario